¡Mantente sano, seguro e innovador!

¡Mantente sano, seguro e innovador!

A estas alturas, creo que es seguro decir que nadie podría haber pronosticado el cierre total de la economía mundial. Las cicatrices permanecerán durante mucho tiempo. Es evidente para todos la pérdida significativa, especialmente para aquellos de nosotros en la industria hotelera, no solo en los ingresos sino también en la salud mental. Esta experiencia ha sido diferente para todos. Pero en lugar de centrarnos en lo que hemos perdido, es hora de comenzar a explorar el futuro, y cómo la determinación y la resistencia nos ayudarán a sobrellevarlo. Podemos permitirnos pensar de manera creativa y no convencional para ver un camino a través de esta crisis. Puede ser frustrante escuchar a la gente decirnos que debemos concentrarnos crecer y en las oportunidades cuando sentimos que girar es difícil. ¡Pero esas mismas cualidades empresariales que nos llevaron a crear nuestros negocios siguen siendo necesarias! La fe, la positividad y la determinación, la pasión y la inspiración detrás de tu visión, y la capacidad de llevar a las personas tras de ti, la resolución de problemas y el impulso. Todos estos rasgos de personalidad junto con la autenticidad de tu negocio contribuirán en gran medida a cerrar los huecos en este tiempo de incertidumbre.

Lo más desafiante para muchos dueños de negocios ha sido la incertidumbre de este año. ¿Cómo podemos prosperar en estas condiciones? Recientemente asistí a una conferencia magistral de la Dra. Anita Sands, quien ha pasado años estudiando la anatomía de equipos de alto rendimiento, cómo se desempeñan bajo presión y cómo superan las expectativas.

Lo desglosó cuidadosamente en el modelo ABCD (por las palabras en inglés) :

  • Awareness (conciencia)
  • Belonging (pertenencia)
  • Curiosity (curiosidad)
  • Drive (impulso)

A: La conciencia comprende tanto la autoconciencia como la conciencia de la situación. Una crisis saca a la luz las desigualdades. Pregúntenos, ¿cómo me encontró esta crisis? ¿Qué me enriquece? ¿Qué me agota? ¿Cuál es mi balde de auténtica riqueza para aprovechar? Podemos reflexionar sobre lo que tenemos para aportar. Al mirarnos a nosotros mismos, podemos ver cómo queremos responder, en lugar de cómo reaccionamos. Sabemos que la situación hace que se demanden ciertas cosas de nosotros. Pero, también entendemos que primero debemos ponernos nuestra propia máscara de oxígeno.

La curiosidad es un superpoder… aumenta la resiliencia porque nos permite pensar en todo lo que podemos ganar en lugar de perder.

B: Una crisis saca a la luz las prioridades. Si no tienes un sentido de pertenencia te irás a la deriva. Para nuestros empleados, es posible que se estén haciendo la pregunta existencial “¿qué me mantiene aquí?”. Necesitamos generar un sentido de pertenencia, no solo ser incluidos en el equipo, y generar un nivel de confianza organizacional para que todos los empleados se sientan valorados. La pertenencia funcional se puede describir como saber por qué todos encajamos juntos. Tener la máxima claridad de propósito y un marco de referencia compartido. Es combustible para el tanque colectivo. Has habilitado la pertenencia cuando tus empleados no pueden imaginarse estar en ningún otro lugar.

C: ¡La curiosidad es una superpoder! Es una de las 2 cosas que pueden sacarnos del estado de lucha o congelamiento. La curiosidad nos permite evitar el riesgo de sentirnos abrumados por el miedo o el duelo. Reorienta tu relación con el cambio. Podemos preguntarnos “¿Cuáles son las cosas que pude hacer que no hubiera intentado de no ser por esta situación?”. La curiosidad aumenta la resiliencia porque nos permite pensar en todo lo que podemos ganar en lugar de perder.

D: Los equipos de alto rendimiento no se disculpan por ciertas cosas, siendo «la necesidad de descansar», una de ellas. La importancia del descanso, la recuperación y el alivio significa que debes ser implacable en la eficiencia con la que usas el tiempo y los recursos. Todos necesitamos ser mucho más intencionales en cómo usamos nuestro tiempo y por qué. Cuando la energía ya de por si es baja, no queremos involucrar a todos si no es necesario. Permitimos que nuestros equipos se recuperen y hagan lo que sea necesario para encontrar el equilibrio nuevamente. Reconocemos por lo que han pasado las personas y les preguntamos qué necesitan para reponerse. Luego, re-oriéntalos y ofréceles apoyo, para que nuevamente se comprometan mientras nos dirigimos hacia el nuevo año.

La gripe española causó gran devastación de 1918 a 1921. Pero la década de 1920 resultó ser la época más innovadora de la historia moderna. Cuando los humanos se enfrentan a una amenaza real, respondemos con una increíble fuerza empresarial. Sin duda, todos hemos aprendido mucho sobre nuestro negocio este año. He hablado con propietarios de grandes hoteles que se han diversificado y han comenzado a ofrecer “kits para cenar en casa” y han creado una nueva fuente de ingresos para el negocio. Propietarios de hoteles que han decidido mantener la distancia de 2m(6pies) entre las mesas de su restaurante porque creen que mejora la experiencia gastronómica. Hoteles que han realizado cambios en su oferta de servicios no residenciales porque se han dado cuenta de que no obtienen ganancias en los tazones de sopa o tazas de té. Hoteles que han decidido dejar de ofrecer estancias de una sola noche y ofrecen un mínimo de 2 noches porque creen que simplifica sus balance de ingresos y les brinda a los huéspedes la oportunidad de realmente disfrutar de su estadía. También ha dado a algunos hoteleros la oportunidad de preguntarse “¿cómo podemos convertirnos en una mejor empresa?”. Además ha habido oportunidades para mejorar las habilidades y el entrenamiento que quizás nunca fue prioridad antes de esto. No hay duda de que esta situación terminará, así que resolvamos a hacer los cambios que nos han caracterizado por ser una gran empresa y liderar con ilusión y optimismo.