De acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) en la Unión Europea, cualquier procesamiento de datos personales debe tener una base legal, que puede incluir el consentimiento. La finalización de un contrato también puede ser una base legal válida para el procesamiento de datos personales. En otras palabras, para una reserva de hotel, puedes confiar en “cumplir un contrato” como la base legal para procesar los datos personales del huésped.

Sin embargo, es importante recordar que el RGPD limita el procesamiento de datos personales al propósito original. Por ejemplo, si planeas enviar correos electrónicos de marketing a tus invitados, deberás obtener su consentimiento para procesar los datos personales para ese propósito específico.

(La siguiente información no pretende ser un consejo legal).

Esta es la definición de consentimiento de acuerdo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos):

“Cualquier indicación libremente entregada, específica, informada e inequívoca de los deseos del interesado por la cual él o ella, mediante una declaración o una clara acción afirmativa, significa acuerdo para el procesamiento de datos personales relacionados con él o ella “.

Las reservas se pueden recibir de diferentes maneras: a través de tu sitio web, correo electrónico, teléfono, etc. Según la definición anterior, podría argumentarse que cuando un huésped se contacta con tu propiedad para hacer una reserva y declara que sus datos personales están registrados en esa reserva, se trata de una “acción afirmativa clara”. No es necesario pedir explícitamente permiso para procesar los datos personales para los fines de esa reserva.

Para las reservas realizadas en línea a través del formulario de reservas Sirvoy, es posible que desees obtener claramente el consentimiento del huésped. Puedes hacerlo activando la función de casilla de verificación de “términos y condiciones” o puedes crear un “campo personalizado” en el formulario de reservas, una casilla de verificación con tu propio texto personalizado, por ejemplo “doy mi consentimiento para el procesamiento de mis datos personales para los efectos de esta reserva”.