Las copias de seguridad se realizan en servidores de respaldo encriptados y certificados por RGPD, para evitar la pérdida de datos.