Cómo sobrevivir al coronavirus en la industria hotelera

Todos los hoteleros del mundo hablan del coronavirus, incluso si aún no están experimentando las consecuencias de lo que se anuncia como una de las mayores crisis de nuestro tiempo. Este no es un asunto para tomar a la ligera, por esto los administradores de propiedades son prudentes y deben comenzar a preparar y examinar sus opciones mientras todavía hay tiempo.

Los problemas

Las medidas que los gobiernos de todo el mundo están tomando para controlar la propagación del coronavirus son asombrosas. Se están cerrando fronteras, implementando bloqueos y se están cancelando vuelos. En algunos casos, estas restricciones se han impuesto tan repentinamente que los aviones han tenido que girar en el aire y regresar por donde vinieron.

El efecto negativo en la industria hotelera ha creado estragos. Las restricciones de viaje significan que los hoteles están inundados en cancelaciones, mientras que los movimientos restringidos y los cierres de negocios significan que las reservas corporativas están sufriendo un grave golpe. Las reservas en restaurantes, salas de reuniones y conferencias se encuentran entre las más afectadas, y algunos hoteles informan cancelaciones de hasta del 80%.

Toma medidas y planifica con anticipación

Sí, da miedo, ¡pero no entres en pánico! Siempre hay cosas que puedes hacer para minimizar el daño y preparar tu negocio para el eventual repunte. Aquí te compartimos algunas ideas:

Ahora es un buen momento para comenzar a examinar tus costos operativos con más detalle…

  • Apoyo del gobierno. Averigua qué fondos están disponibles en tu región. Muchas autoridades están elaborando planes de apoyo empresarial que te ayudarán a sobrevivir a corto plazo. Estos pueden ser en forma de préstamos, subsidios salariales o desgravaciones fiscales. Muchos países están hablando de reducir o eliminar temporalmente el impuesto turístico hasta que el sector se recupere.
  • Seguro. Consulta tu plan de seguro para ver si eres elegible para reclamar por la interrupción del funcionamiento del negocio. Por lo general, esta no es una política independiente, sino que se incluye como una extensión de un plan integral, y la cobertura puede estar limitada a ciertos tipos de interrupciones. Para recibir una compensación por el brote de Covid-19, deberás estar asegurado bajo la cláusula “brotes de enfermedades transmisibles”. Asegúrate de discutir el asunto con tu agente para averiguar si estás cubierto.
  • Disminuye los gastos generales. Es importante intentar reducir los gastos lo antes posible mientras buscas nuevas fuentes de ingresos para aumentar las ganancias. Un restaurante de alta cocina en los EE. UU ha cerrado temporalmente y se ha reinventado como una hamburguesería de autoservicio. La necesidad, como dice el refrán, es la madre de toda invención. Siempre que sea posible, habla con los proveedores sobre la reprogramación o el aplazamiento de los pagos para ayudar con el flujo de caja. Ahora es un buen momento para comenzar a examinar tus costos operativos con más detalle. ¿Has estado pensando en cambiarte a un proveedor menos costoso pero simplemente no lo has conseguido? Usa el tiempo adicional que haz ganado para buscar formas de minimizar los gastos y optimizar tu negocio.
  • Comunícate con tus huéspedes. Una vez que los huéspedes hayan reservado, trata de proporcionarles cierta seguridad. Es importante hacerles saber que te importan enviándoles un mensajes de texto o un email. Incluso puedes hacer un esfuerzo adicional y hacerles una llamada. Tranquilízalos sobre la calidad del aire, las medidas de higiene o cualquier procedimiento de saneamiento que ayudará a calmar sus nervios. Algunas investigaciones han demostrado que bajar los precios no siempre es la forma más efectiva de obtener más reservas en estas situaciones. En cambio, ofréceles un reembolso si cancelan su viaje. Establece claramente cuáles son los términos y cómo pueden solicitarlos para que no se sientan atrapados.
  • Mantente positivo. La industria del turismo es resistente y es bueno recordar que esta situación no durará para siempre. Si bien es bueno estar preparado para los obstáculos que se avecinan, también es importante pensar de manera inteligente y planificar ahora para una recuperación exitosa. Entendemos que estos son tiempos difíciles, y les deseamos lo mejor a todos ustedes hoteleros durante las próximas semanas y meses.