¿Es tu hotel adecuado para niños?

Ya hemos hablado sobre la importancia de los lugares pet-friendly (o que aceptan mascotas) especialmente cuando se trata de hoteles. Ahora, como es de esperarse, con la llegada de las vacaciones de verano, los hoteles tendrán una gran afluencia de familias con niños a bordo. Así que incluso si tu público objetivo no son las familias, es una buena idea aprovechar la temporada y prepararse para recibir a los miembros más pequeños de tu clientela.

Cuando se trata de vacaciones para padres con hijos, la elección del hotel se vuelve muy importante, así que aquí hay algunas ideas que puedes usar en tu hotel para hacer que la experiencia familiar sea más agradable y entretenida.

  1. Seguridad. Esta es una de las principales características que los padres toman en cuenta al reservar un hotel para su familia. Algunas áreas donde puedes mejorar la seguridad de tu hotel y hacer que sea apto para niños pueden ser un salvavidas en la piscina (al menos para temporadas altas) ventanas aseguradas y toma corrientes protegidos.
  2. WIFI. Siempre encabezando las listas de imprescindibles para hoteles. Un wifi rápido y confiable es muy importante para los adolescentes.
  3. Actividades familiares. A veces los padres se quedan sin ideas sobre qué hacer con sus hijos durante las vacaciones, por lo que puedes ofrecer actividades familiares como excursiones, picnics, trekking si tu hotel está en el campo, cine al aire libre, etc.
  4. Deportes o juegos. Preferiblemente, algo que los niños puedan hacer por sí mismos sin necesidad de supervisión, como mesas de ping pong, futbol de mesa o bicicletas. De esta manera, los padres también pueden disfrutar de un “tiempo libre”.
  5. Amabilidad. La actitud del personal es de gran importancia cuando se trata de familias. Es importante que su personal esté capacitado para atender a los huéspedes más pequeños, ya que requieren un tipo especial de atención.
  6. De vuelta a lo básico. Proporciona juguetes para todas las edades, juegos de mesa o incluso videojuegos diseñados para familias.
  7. Valor agregado. Si tu hotel es pequeño y no tienes mucho espacio para ofrecer actividades familiares, se creativo y haz acuerdos con sitios de interés local como parques acuáticos, parques recreativos, museos interactivos o alquiler de bicicletas para que puedas ofrecer servicios adicionales a tus huéspedes. Otros servicios que están en gran demanda para este tipo de viajeros son el desayuno incluido, wifi gratuito, estacionamiento gratuito, check-in temprano o check-out tardío, entre otros.

Si tu hotel ya está identificado como Child-friendly (o adecuado para niños), puedes solicitar unirte a http://children-friendly.com, una plataforma dedicada a agrupar y certificar los alojamientos en todo el mundo que forman parte de esta categoría, y hacer que sea más fácil para el cliente encontrar el alojamiento adecuado para su familia, mientras que al mismo tiempo tu como hotelero disfrutarás de una mayor exposición frente a tu público objetivo.

También ten en cuenta que no es necesario usar una gran parte de tu presupuesto. Al implementar solo algunos de estos pequeños cambios sugeridos en tus instalaciones y servicios, estarás preparado para las vacaciones familiares de verano.