Cómo elegir un sistema de gestión de propiedadades (PMS) en 2018

¿Cuál eres tú?

Parece que hay dos tipos de hoteleros en la industria. Uno que regularmente usa términos como tecnología, inalámbrico, basado en la nube, integrado y software. Y otro cuyo vocabulario incluye palabras como vieja escuela, manual, analógico, tradicional y probablemente ¡cansado! Un informe de 2015 de Software Advice encontró que el 25% de los propietarios de alojamientos todavía usan métodos manuales para registrar información vital y un enorme 16% no tienen ningún sistema. Puede parecer difícil de creer que los hoteleros aún utilicen métodos arcaicos (o incluso ningún método) para administrar sus propiedades, pero realmente no es tan sorprendente. Muchos compradores se muestran escépticos ante la posibilidad de que un sistema de gestión de propiedades pueda hacer el trabajo mejor de lo que ellos pueden y prefieren métodos analógicos que consideran más seguros y confiables. Sin embargo, a menudo en estas creencias hay arraigados conceptos erróneos sobre el sofware actual y la falta de conocimiento técnico.

 

Mantenerse vigente en una industria que se mueve rápido

No es sorprendente que exista esta falta de conciencia. La mayoría de los hoteleros admiten que carecen de tiempo y la idea de digerir términos técnicos, investigar software y capacitar al personal para comenzar a utilizar nuevos métodos, se siente como un sueño imposible. Sin embargo, con paciencia y un poco de esfuerzo, los hoteleros pueden encontrar inspiración en la tecnología emergente y liberar tiempo, sí amigos, dije tiempo, para otras actividades.

Para todos los hoteleros listos para dar el salto a la era digital, así como para ayudar a aquellos de ustedes que están pensando en reformar un sistema existente, vamos a profundizar en los aspectos prácticos de un sistema de gestión de propiedades y lo que te pueden ofrecer hoy en día. Analizaremos en profundidad la tecnología disponible actualmente y cómo puede ayudarte a descubrir todo el potencial de tu negocio.

En esta serie de dos partes, te mostraremos cómo un sistema como Sirvoy puede ayudar, especialmente con respecto a las características que un hotelero necesita y cuáles no. Puede ser fácil caer en la trampa de usar solo un pequeño porcentaje de la funcionalidad disponible para un sistema PMS, así que haremos nuestro mejor esfuerzo para explicar realmente cuál es la mejor manera de seleccionar uno y la mejor manera de aprovechar al máximo tu sistema de gestión de propiedadades una vez que lo tienes.

 

Los mejores consejos para seleccionar un PMS

Las características disponibles para un PMS en 2018 son abundantes y es casi imposible compilarlas en una lista exhaustiva, ya que continúan creciendo a un ritmo acelerado. Te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes puntos al investigar un sistema.

Un buen PMS le brindará a tu personal una visión general de lo que está sucediendo ese día. Esto ahorra tiempo y problemas, ya que no tienes que hacer clic de una pantalla a otra para obtener un panorama general.

Asegúrate de que tus reservas se actualicen en vivo a través de canales integrados. Esta característica significa que no tienes que duplicar el trabajo al tener que volver a ingresar la información manualmente (Más adelante estaremos hablando sobre canales e integración).

Es importante que elijas un sistema que sea fácil de configurar e intuitivo para el uso de todos. Generalmente, la opción preferida es la basada en la nube, ya que se actualiza automáticamente y permite una implementación más sencilla. Es vital que el sistema pueda ser utilizado por el personal en todos los niveles, por lo que si no vas a ser el único usuario, vale la pena consultar a uno o dos empleados de confianza para obtener su opinión antes de comprometerse.

Estos son nuestros mejores consejos para hoteleros que buscan encontrar un sistema de reserva en línea. En la próxima entrega de este blog, analizaremos cuatro áreas clave en las que deberás centrarte para tomar la mejor decisión para ti y tu empresa. Estos están específicamente relacionados con el software y su facilidad de uso, las capacidades administrativas, así como las instalaciones para la administración de reservas.